sábado, 6 de abril de 2013

"Nos toca salvar a este país"

Jesús Peñalver siempre logra fotos mías que no me espantan...que por el contrario me tranquilizan.

Esta es de  un reencuentro  muy especial en el teatro de Chacao y en ocasión del acto  realizado con artistas,  periodistas, trabajadores del mundo  cultural y  periodístico, todo ese gran equipo de obreros de ese mundo mágico, inquieto.

Quiero agradecer, además, el cariño  y las manifestaciones  de todo ese grupo inmenso que se dio cita para  apoyarse y apoyar a Henrique Capriles Radonski en esta desigual y  ardorosa lucha presidencia.

Cada uno puso lo suyo.  Un singular sentimiento íntimo,   afectivo, creó el ambiente para que el candidato se luciera. A mí me sorprende siempre esa capacidad que tiene Capriles para meterse en el ánimo de cada  tema, de cada espacio.

Y esta vez  lo hizo sin esfuerzo, adentrándose en la emoción de cada uno y todos, ubicándose en esa duplicidad  de personalidades que  tenemos los que  enfrentamos con nuestro quehacer, nuestra responsabilidad  actoral o literaria, periodística,   la atención    de otros y esa otra que somos como seres humanos con nuestras debilidades y  sentimientos que confronta la autosuficiencia y la fuerza que parecemos controlar.

Henrique rememoró  momentos duros reconociendo el valor que diferentes  personajes ayudaron a superar, destacó a cada uno Por su nombre y sus actuaciones, agradeció, provocó  risas y llantos.

Desde allí salía a Ciudad Bolívar, sin descanso. Ya lo esperaba desde temprano una  multitud ansiosa que  provocó otro encuentro, otros objetivos, otro discurso. Yordano nos puso a todos a corear  “Por estas calles”. Anhelando con todos que el tema, exitoso y marcando una época   sombría, no tuviera otra vez ese mismo significado. 

Para el domingo, la Avenida Bolívar. Uno ve a este muchacho incansable,  desafiante,  que representa tanto para este País tan querido, tan dolido, y no puede más que  dar gracias a Dios y a la vida de tenerlo en esta hora  tan apremiante  en su esperanza de libertad de paz. Ya Venezuela no puede más...Leonardo Padrón conmovió  en su dramático llamado desde su alma herida. Pero ya no es la misma, y eso lo sabe  el gobierno extralimitado en su poder y su  provocación. 

No puede ignorar esta energía, esta fuerza que   impulsa la figura delgada y vigorosa de Capriles Radonski.

Esa Venezuela palpitante,  decidida  que no tiene miedo.  ...la que  se dejó oir en estrepitoso cacerolazo  desde El Valle  para recibir a Maduro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES