jueves, 1 de abril de 2010

Sucesos en CUBA y COLOMBIA

Las recientes declaraciones de Pablito Milanés, el canta autor cubano de “Yolanda” y la emblemática “Nueva Trova cubana”, no sorprendieron mucho. Después de todo, Pablo tiene muchos años viviendo más en España que en La Habana. Muchos las tildaron de “cuidadosas”. Ciertamente no fueron lo que uno quería escuchar, pero para una figura como es él, que incluso ha sido parlamentario, significan mucho. Y ahora fue Silvio Rodríguez, militante activo, hombre de uniforme algunas veces y hasta “posta” en momentos difíciles en lugares de gobierno o esa otra Cuba construida bajo tierra por la amenaza cotidiana de una invasión yankee.



Silvio habla de los “cambios necesarios” de la revolución. Lo de la muerte de Orlando Zapata, más las apariciones lastimosas y corajudas de Fariñas, han dado la vuelta al mundo y revolcado principios que están dentro del corazón humano. Imposible para quienes han puesto ese corazón en el mensaje de amor y dignidad a los pueblos del mundo permanecer silenciosos. Por supuesto que uno espera más. Pero para esos dos artistas el solo hecho de decir lo que dijeron significa mucho. La “Nueva Trova Cubana” es, en la cultura latinoamericana, un símbolo de ese cambio que hoy reclaman aún con sutileza ambos.


.
Y ayer por fin Moncayo, el más largamente secuestrado después del desaparecido hace unos años, hijo del “peregrino de la libertad”, el “caminante” que recorrió kilómetros de kilómetros por su hijo y que por fin se quitó con ayuda de él las cadenas que llevaba en su muñeca. Con Piedad Córdoba, por supuesto, tenía que surgir algún conflicto. Y surgió: Telesur estaba allí apostado, moviéndose cómodamente entre los guerrilleros. De inmediato vino el reclamo del Comisionado de Paz. Y por supuesto el “comunicado” del régimen venezolano aduciendo que cuando se rescataron los otros rehenes, un camarógrafo estaba con una franela de la Cruz Roja. El caso es que esa vez no se movía como “socio” de los guerrilleros y hubo una amonestación internacional y una excusa de Colombia, pero hoy es más. Porque hay un problema de soberanía territorial. Las imágenes de Telesur serán utilizadas de acuerdo a las líneas de información revolucionarias, es de esperar. Fue un acto emotivo, siempre impresiona esa serenidad en los que regresan de ese horror.

Lo más increíble, la “ceguera” del representante de la iglesia y de Piedad… NO vieron nada, ni cámaras ni camarógrafos. Y que el partido Liberal de Colombia siga teniendo a Piedad Córdoba como Senadora. Por eso está tan mal en las encuestas.
.
Los colombianos no son “pendejos”.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES