sábado, 3 de abril de 2010

Hoy me provoca hacer una reflexión.

Hoy me provoca hacer una reflexión….es un día que parece hecho para eso. ¿Y por qué no aprovecharlo? El “Comandante en Jefe de las fuerzas Libertarias de la Humanidad), como lo bautizó pomposamente Evo Morales y él se lo creyó, Hugo Chávez, anda de peregrinaje y para que el corral se le quedara tranquilo, ¡saz! Nos decreta siete días de feria! ¡Qué tal?
Con eso él creía lograr varias cosas, la primera, humillar y atemorizar, amargar y provocar al “santo pueblo” con las prisiones de Oswaldo Álvarez Paz, Wilmer Azuaje y Guillermo Zuloaga. ¡Una pelusa! Tres arrestos que tocaban sectores neurálgicos que lo tienen verdaderamente “jodido”. Oswaldo es el Zulia, El Zulia altivo, la Zulia luchadora y rebelde, contestataria y sólida en sus principios democráticos. Wilmer es la piedrita en el zapato de la familia “real” chavista. Con una madre que le da la talla, acusado por una mujer sin credibilidad, sin testigos, absurdamente, golpeado, daba una “lección” al pueblo que le sirve de raíz histórica, y Guillermo Zuloaga, el aristócrata empresario que no se doblega, la hidalguía de una familia que está sembrada en el corazón de Venezuela desde tiempos inmemoriales con eso que acompleja al “zambo” no por su mezcolanza étnica que es orgullo de los que no están enfermos de arrogancia y venganza, sino por esa clase humana que como decía mi padre nacía antes que tú y se quedaba esperando que nacieras para calzarse en ti. Eso que no se consigue con dinero ni con poder. Eso es lo que enferma a este personajillo salido de los sesenta con mentalidad analfabeta del mundo que vivimos.
Chávez se sienta en una mesa a planificar su jueguito de “guerra”; Aquí lo aviones, en la otra línea los submarinos, de repente un submarino ruso colocado entre dos líneas para hacerle más difícil al oponente acabar de una vez con el objetivo. Y es lo que hace con los opositores.
Hasta que estos se acaben de convencer que tras las armas sofisticadas hay venezolanos también, que lo único más fuerte que las bombas , los gases y esas armotas en manos de robots, estamos nosotros, que Chávez puede encarcelar 1000, pero no dos millones porque tendría que enrejar Canaima, que esos soldados, no pueden con la única arma permitida: GENTE. Mucha gente. Que yo soy “ni ni?” Y que importa? Tu eres ni ni cuando deberías ser “NO NO” a Chávez y su inmoralidad, a su corrupción, a su ineficacia. NO podemos esperar que Zapatero y Moratinos se convenzan quien es Chávez y quienes sus aliados. SI nosotros somos testigos! No Io que el alcahueta de Lula se digne reconocer como la verdad. Ni que el chulo de Ortega sea amigo de Obama.
Ni siquiera un milagro de la virgen que debe, a estas alturas, habernos dejado solos a ver si es verdad que somos un “Bravo Pueblo” porque ya está agobiada por pobres pueblos que la necesitan más.
Estamos solos frente a la mayor responsabilidad y el mayor peligro jamás expuestos. Y nos toca asumirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES