viernes, 23 de agosto de 2013

Un pueblo que comienza ya a ver la realidad de la vida


Esta foto, de un Maduro redundante, tricolor, con cara de gafo y rodeado de adulantes no es nada especial. La copié porque  es, precisamente, lo monótono de la imagen, lo que me parece   indicado señalar: las sonrisas y expresiones de quienes  le rodean, consentidoras y serviles. Y por supuesto, los  personajes  que desde la pared, enfrentan  las cámaras. Bolívar, según la mente enferma de idolatría y  obsesiones raras de su vecino en la pared. Ninguno de los dos  es real. Porque están muertos. La gorrita del ilegítimo da su espalda al hombre que en sus cenizas, huesos, o lo que hayan dejado de su cuerpo en este misterio para  utilizarlo  en el engaño histórico  tejido con los cubanos entre brujerías y tecnologías, monumentos y   afiches y camisetas que constituirán, como en el caso del Ché, una divisa productiva. Los que las  colocaron allí, lo deben haber hecho solícitos y apuraditos como se obedece en la obediencia ciega y el “lacayismo”  militar a los poderosos mientras duran. No tienen idea de lo que cada cuadro viola ni que representan en la Venezuela de hoy. Un Bolívar desmintiendo siglos de imágenes aprobadas por él mismo en miles de “retratos”, con toques  que quieren reflejar  subliminalmente el zambo que era el difunto, y un difunto que hasta desde la grandeza de Canaima quieren dimensionarlo para un pueblo que comienza ya a ver la realidad de la vida de necesidades físicas, espirituales, económicas y sociales que destruyó la ambición demencial  de un militarcito fuera de tiempo  galopando sobre la ignorancia y el fanatismo de una novela barata. Y allí están. Alrededor del títere. Entretejiendo todavía con  hilos de corrupción y  venganza,, esta madeja tenebrosa de nuestro destino. Prepotente, como todos los ignorantes. Esta foto tiene que ver con Globovisión. Nos salvamos que se les olvidara que allí tienen aquel cuadro de Chávez en uniforme de gala como Pérez Jiménez....porque la hubieran puesto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES