sábado, 10 de agosto de 2013

Hay que ganar.......”para lo que venga”

Lo que se está haciendo hoy con los chavistas de “base” debe ser nuevo para ellos. Y todavía no se recobran. Y no creo que el “difunto” hubiera llegado a tanta torpeza. Todo es una farsa, un engaño, una mentira histórica, una aberración. Candidatos que pisotean derechos políticos de líderes comunales, ex abruptos de un cartel corrupto de traiciones y descabezadas provocaciones nunca vistas. Una situación inconcebible, un pueblo dividido por la locura, por la obsesión demencial de lo peor del país, del militarismo fuera de tiempo, de la traición más grande, más vil, a los compromisos con la libertad y la Patria, hoy convertida en un chiquero de cerdos uniformados convertidos en dioses omnipotentes por obra y gracia del a ignorancia y el poder corrupto y compartido. Aquí eso es lo que sustenta lo ilegítimo. Lo que mantiene la mafia que enredada en las instituciones, tatuada en la voluntad adormecida entre el asombro y el temor, gobierna y decide nuestros destinos. Pero ya, a pesar de testaferros y familias entronadas en instituciones y organismos, se filtran, se escapan acusaciones, señalamientos, y lo que es peor, los males que no saben cómo remediar cobran deudos peleando por leche, por harina, por arroz, por comida. Maduro confiesa que a veces “duerme en el museo de la montaña” que no es otro que el lugar donde el difunto corrió a esconderse después de no lograr asesinar al Presidente Constitucional y su familia el 4 de febrero, una realidad que no puede olvidársele a la Venezuela de la Democracia que todavía está viva y tiene el deber de reclamarla, de enseñarla, de cobrarla. Entre estos pocos manoseados o en su ignorancia hechizados por promesas y regalos, dádivas que les empobrecen y humillan, hay cada vez más que ven más allá de ellas y las burlas constantes a lo enseñado en sus hogares. Tenemos que haber aprendido algo más con las mentiras y las violaciones a derechos y sentimientos. Volvemos a tener otra oportunidad. El objetivo tiene que estar claro. Nos exige estar unidos y fortalecernos y fortalecer esa unidad. Capriles dijo hoy que hay que ganar “para lo que venga”. Y es verdad. Porque debe estar consciente que la gente quiere mas...que hay que lograr el voto por la unidad. Pero el liderazgo no puede desconocer que la ciudadanía, nosotros, vamos a poner de lado muchas cosas para lograrlo. Pero es apenas otro paso. En algunos casos, sacrificando sentimientos y hasta ilusiones. Pero hoy no estamos vendiendo el alma. Ese voto compromete al candidato con una población electoral que comienza a hacerse respetar. No es un cheque en blanco. A mi particularmente no me convence uno de los candidatos, es más…. me disgusta. Votaré contradiciendo mi criterio. Forzada por el objetivo, lo que nunca he hecho. Pero hoy es lo que necesitamos para lograr el triunfo necesario no sólo para ganar el camino a la libertad y la justicia, sino para dejar en claro el triunfo que no quieren aceptar.

Pero ese voto exige un compromiso también conmigo. Como sucederá con muchos otros. Y lo vamos a reclamar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES