lunes, 3 de septiembre de 2012

Militar Activo y Candidato a Presidente. Un Dos por Uno violatorio.....

Un grupo de militares llevan ante el alto Tribunal de Justicia un amparo que pone en evidencia una violación cometida por el CNE al aceptar la candidatura de Hugo Chávez que estando en condición de militar activo no podría de ninguna manera postularse. En la solicitud, debida y cuidadosamente detallada, hay por supuesto una larga lista de los artículos que vigentes, exigen su cumplimiento, no hay manera alguna de hacerse el desentendido y mucho menos el ahijado obediente del “indiciado” aludido. Si esperaban que Hugo Chávez actuara de buena fé en la defensa de las leyes constitucionales, iban a quedarse esperando.


En el Universal de ayer, Carlos Blanco cuenta como supo por un general de uno de los planes que tenía Chávez contra Carlos Andrés Pérez: paralizar la caravana mientras pasaba por un túnel de la autopista Caracas La Guaira y allí matar al jefe de Estado. Cuando este general le preguntó a Chávez que pasaría con los guardias civiles y militares de la custodia presidencial que se encontrarían atrapados también, la respuesta fue un encogimiento de hombros y el líder golpista habría dicho que eran “daños colaterales inevitables”. Y después la historia de sangre y lo sucedido en la Casona presidencial contra la familia de Carlos Andrés dice a la historia la realidad de los sentimientos que alberga esa personalidad hoy desesperada ante una Venezuela que ya demostró en su mayoría su rechazo pero hoy ya no puede ni un día más de lo señalado por ese plazo implacable que se dan los pueblos que no saben vivir sino en libertad.


“Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos”, y la soberanía según la construcción doctrinaria de data histórica, es la voluntad ciudadana expresada en el sufragio. Vista la situación que provoca el ejercicio de la presente acción de amparo, considerada en toda su cruda realidad, tenemos que convenir (contra nuestro querer) que la conducta de la Junta Nacional Electoral, más que una equivocación es una postura que raya con los límites de la temeridad que afecta negativamente, por su carga de consecuencias previsibles, los legítimos derechos electorales de todos los venezolanos y venezolanas.- Aquí está la razón profunda del porqué acudimos como invocantes de justicia en solicitud del amparo constitucional correspondiente para nuestro derecho humano y fundamental del sufragio, como nos lo ordena el artículo 132 de la Constitución de la República.”


Y con la misma fuerza, el Amparo exige en su petitorio:


PRIMERO: “Dejar sin efecto las Resoluciones emitidas por la Junta Nacional Electoral en fecha doce (12) de junio del año 2012, signadas con los códigos: 18932, 18393, 18394, 18398, 18401, 18403, 18408, 18409, 18414, 18416 y 18420, en las cuales se admite las postulaciones de la candidatura del oficial activo de la Fuerza Armada Nacional Hugo Rafael Chávez Frías, para las elecciones presidenciales a celebrarse en fecha siete (7) de octubre del corriente año, por violar dicha admisión, de manera total e intensa, el contenido prohibitivo del artículo 330 de la Constitución de la República.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES