miércoles, 5 de septiembre de 2012

Hugo Chávez....encadenado a sus propias cadenas.

La cadena de esta tarde debe convencernos de varias cosas: faltando treinta y tres días para el 7 de octubre, el “saliente” , que no puede estar sin la pantalla, y enfermizamente convencido que este país es “pendejo” y los catorce años quedaron en el olvido porque así somos los venezolanos, anunció ya que hay muchos proyectos que necesitan ser presentados, así que si el Nazareno, el Dr. José Gregorio Hernández, el Cristo de la Grita, y todos los dioses concebidos en todos los límites de la creencia humana se lo permiten, nos “encadenará”, rodeado de sus Ministros y Ministras, paseando inquieto frente a ellos, cada vez que le provoque. Porque es lo que le gusta. Lo que además, lo alivia un poco en esa venganza demencial y suya que está viva en su impotencia. Hoy lucía mal. Se dice que viajó dos veces a Cuba. Uno nunca puede saberlo así, naturalmente, como debería ser. Trataba de ser chistoso, pero salía una mueca…de ser comprensivo….y ha hecho tanto, pero tanto daño, que era una burla hiriente. Asumir el respeto, la consideración, como si los conociera, es una farsa barata. Mientras, Capriles arrasaba en Zulia, los yanomamis siguen siendo también un misterio, Amuay vuelve a prenderse, aunque sofocado, parece ser una señal de peligro que no se puede ignorar.


Chávez insiste del peligro de una Venezuela sin él, de la guerra civil que puede sucederse si perdiera las elecciones, recurre al miedo, a la amenaza, a cualquier cosa porque la gente parece no tener más avidez que salir a recibir a Henrique Capriles impulsada por una emoción genuina, una esperanza, es otra cosa a esto obscuro, incoherente y militar que se mete en todo pero no deja entrar a nadie.


Esta tarde verlo allí, deforme, meloso, pretendiendo ser lo que nunca fue, flanqueado teatralmente por las dos imágenes del Bolívar manoseado que sólo su imaginación contempla y que desaparecerá como la octava estrella que no era otra que Cuba pero tuvo que disimular, resultaba grotesco y ofensivo.


Después de Octubre vendrán tres meses todavía en los que la desesperación y el miedo convulsarán nuestras vidas…pero los tiranos pasan… y el mundo tiene los ojos fijos en este país equidistante entre las Américas, dispuesto a resurgir de estas páginas sombrías para por fin, escribir una historia de paz y progreso, de respeto y fé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES