sábado, 9 de febrero de 2013

Isa al día: Alejandro murió el 4 de Febrero del año 2013 durante la “Mision Vida” del gobierno revolucionario

Esas cosas que pasan…..Las inesperadas, las que  no te imaginas, las que están allí en una de esas esquinas de la vida  y  no estás preparada. Las que marcan la fecha de manera implacable y mas nunca volverán a pasar en el almanaque  de tu vida sin recordarla. Este 4 de febrero asesinaron a Alejandro, hijo de Claudio Fermín y Yesmin Roye, treinta y cuatro años, arquitecto, en un conjunto residencial  en Los Chorros.
Ya estaban listos los preparativos para celebrar  un día terrible en nuestra historia venezolana que si no fuera por  el interés del poder político que lo necesita para sobrevivir en esta histeria alienante que han construido sobre lágrimas y sangre, pasaríamos por alto para no hacerle el juego a la barbarie. Y sobre el dolor de  otra familia venezolana como pasa todos los días, esta vez de un líder político  honesto, sensible y sencillo como Claudio Fermín, llegó la muerte. Esa que no nos deja dormir tranquilos ni caminar sin miedo por cualquier calle, ni asomarnos a una ventana, ni manejar sin que los espejos nos parezcan mínimos a, ni  se nos acelere el corazón cada vez que suena el teléfono  o se retrase nuestro hijo de la escuela o nuestro padre del trabajo.
Esa muerte que  manejan a su antojo los enfermos que hoy , contaminados y asesinos, la provocan en atrocidades inimaginables llenando cada día con pérdidas  desgarradoras. No hay sentimientos en el modelo de poder. No hay reflexión sobre lo que se causa en el discurso   a la multitud confundida entre  desengaños y  necesidades, no hay  consideración para el otro ser humano que no se rinde, que no se doblega. Y cuando una tragedia como esta cae sobre cualquier ser humano, uno,  aunque no lo conozca, lo siente. Yo sabía que   era un día  de mentiras, de manipulación, de cinismo, de aviones, banderas, camisas rojas, armas, un día ajeno  a la Venezuela que  me enseñaron en mi hogar y por la que dieron sus vidas hombres  respetados y respetables de todas las épocas y ya me había preparado para  enfrentarlo. En días pasados había visto declarando a Claudio Fermín, a quien quiero y he acompañado  en diferentes momentos. Y me dije: que falta hacen estos hombres.
Pero Venezuela tiene todavía mucho que aprender. No defendemos a los hombres que hemos  respetado y en cambio  aceptamos fácilmente a quienes se mudan de carpas enemigas a las nuestras. Cuando Claudio Fermín ganó las elecciones de Acción Democrática yo estaba acompañando a Luis Beltrán Prieto en esos días finales de su vida. Esperábamos que  Claudio pasara. Y cuando lo hizo, la figura cansada y sonriente en la puerta, dijo al Luis Beltrán  ansioso: “Los negros seguimos ganando….y perdiendo, Prieto”. Y Luis Beltrán le dijo: “No. Hace tiempo no es el color. Es la decencia”.- 
Este  4 de febrero, a las 12 y 5 minutos  de la madrugada, mataron a su hijo. Comenzaban las celebraciones de este día aciago de nuestra historia. Mi corazón lo recordará en el inmenso dolor callado de sus seres queridos y sus amigos  que le lloran  en silencio.
Alejandro murió el 4 de Febrero del año 2013 durante la “Mision Vida” del gobierno  revolucionario. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES