miércoles, 14 de marzo de 2012

Una pesadilla rancia.

Diosdado Cabello, Adán Chávez y Elías Jaua… ¿qué era aquello? Una declaración conjunta lastimera que seguía enseñando lo que es este gobierno y como está!

Porque más allá de la “suspensión” al Gato Briceño en Monagas, manifestaron en rostros, expresiones y documento, la “arrechera” y desesperación que tienen. Lo que era esa declaración era un “tente quieto” a su propia gente. Y por supuesto, la redundante cara del fascismo imperante en las líneas de su partido. Eso de la “debilidad ideológica” del “gato” es una acusación que indica otra vez la condición “postrera” que no pueden ocultar ni detener.

Ahora buscarán, inventaran, trataran de acabar con el “gato” como tratarán de imputar de algo a Escotet por haber traído a los ex presidentes que vinieron a ratificar la democracia sin temores ni “pelitos en la lengua”. González de España, Lagos de Chile y Cardozo de Brasil fueron oxigeno que nos hacía falta. Esa pantalla con los tres exponentes de la desesperación y torpeza del chavismo, daba lástima. Tres aspirantes a la sucesión de una pesadilla rancia, grosera, que ya no se aguanta. Que ya harta. Que no se puede esconder más tras promesas y regalos. La “unidad” exigida en el documento por Jaua al Psuv no tenía ninguna autoridad, ninguna fuerza.

Que tenía que hacer el gobernador de Monagas? Propiciar las enfermedades y quién sabe si muertes de los monaguenses para que el gobierno no quedara como irresponsable e incapaz? Lo que le tocó al gobernador es lo que le toca y en los próximos meses tendrán que demostrarlo a miles de venezolanos, es acabar de decidir lo que se quiere para Venezuela y el futuro de sus hijos y nietos: esto que vivimos, esta Venezuela de agresiones, corrupción y venganzas o la de progreso y libertad que si somos y estamos obligados a lograr. No es posible que esta permisología que condena a ultranza y complace canallas siga destruyendo el alma del País en recursos y valores. No va a ser fácil. Pero tampoco imposible. “La necesidad tiene cara hereje” asegura el refrán. Y la necesidad de rescatar una Venezuela de convivencia, de principios y seguridad, es prioritaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES