jueves, 8 de marzo de 2012

¡DEMOCRACIA! Cuesta mucho ganarla. Y se pierde en un segundo

“Cuba no irá a la cumbre de Cartagena. Chávez pedirá a Correa que asista. Cuba nunca pidió ir a la Cumbre. Chávez asistirá si puede. Cuba culpa a Estados Unidos de no haber sido invitada a la Cumbre de las Américas a celebrarse en Cartagena“ Estos son algunos de los títulos que sobre la Cumbre circulan en la prensa. Se contradicen entre sí. La realidad es que es todo una muy bien orquestada maniobra que gira alrededor del “derecho” de Cuba a asistir “como cualquier otro país“. Se saltan el término que define y debe definir finalmente, fundamentalmente, la existencia y exigencia de la Cumbre: DEMOCRATICO.

Cosa que se ha pasado por alto en este jueguito sucio de los líderes que la proclaman y no la ejercen y ante sus pueblos mismos distorsionan el sistema que empujan al precipicio de las tiranías que las estrechan y aflojan como si fuera un traje, a la medida de sus intenciones, sobre los cuerpos dolidos y confundidos de los pueblos. Con esta diatriba, gana oxígeno la corriente victimizadas de la izquierda ronchosa. Santos amanece hoy con un 80% de aceptación.

Las imágenes de un Santos y una Canciller acicalados del blanco religioso en una Isla que capta lo subliminal en la realidad vivencial, un Fidel patriarcal despidiendo la vida, un Chávez caminando dificultosa y adoloridamente conmoviendo corazones hechizados asustados también ante la posible pérdida de lo que no tiene pero podría tener en esta suerte de lotería que es un Chávez dueño de vidas y recursos ofreciendo lo que no es suyo, todo desvía la mirada ante lo que es valedero para cambiar este mundo: principios que detengan la fractura de principios, que rescate los valores y ponga otra vez de moda los hombres buenos. Que ponga cascabeles al gato.

Que un tirano sea un tirano y un demócrata lo reconozca y lo enfrente. Que lo bueno sigue siendo bueno y lo malo, malo. Y que ningún hombre puede tomarse el derecho de cambiar lo establecido porque tenga poder, porque pueda asesinar sin ser castigado, porque pueda robar y ser justificado, porque pueda disponer de las vidas de hombres y mujeres que disientan de su locura. DEMOCRACIA. Cuesta mucho ganarla. Y se pierde en un segundo.

Y cuando está expuesta, cuando se pierde, no se puede descansar en su rescate, su defensa, su ejercicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES