sábado, 3 de marzo de 2012

¿Cóndor o Zamuro?

Cuando yo estuve en Cuba, hice un reportaje sobre la cría de cóndores que comenzara con el regalo de Salvador Allende de una pareja de esos impactantes animales. Con profundo amor y cuidados, los cubanos estaban muy orgullosos de esa iniciativa. Supongo que Fidel le contaría a Chávez sobre eso, y el paciente “barines”, con esa rapidez que no se le puede negar, cambió de inmediato el “águila” que no pelea con moscas por el cóndor de los Andes, el ave voladora más grande del mundo.:” Mensajero del sol.” Lamentablemente en estado de extinción. Resulta muy difícil sustraerse, cuando uno trabaja con la magia de nuestra historia y nuestro continente, al cóndor. Yo, cuando escribí para Chelique Sarabia la letra de su hermosísima Cantata Bolivariana, lo tuve como protagonista señalando al Libertador su camino al Sur.

Y mientras volaba como cóndor, Chávez se tomaba primero un consomé, después una sopa de auyama, sus ministros brincaban de felicidad por su recuperación y “excelente salud”, ordenaba grandes cantidades de dólares para proyectos, veía desde Cuba los edificios de la misión vivienda, Diosdado ponía a brincar a los asistentes en su acto en Yaracuy porque quien no brincara era un “majunche”, el Ministro de la Defensa saborea un protagonismo mediático extraño, el de Minas alardea de valiente retando las sanciones internacionales “porque si Siria les pedía combustible se lo mandaba”, advertía además que no se iba a permitir a USA robar el petróleo venezolano, como si no dependiera su propia revolución de esos dólares norteamericanos, todo sigue igualito. El mismo misterio, el mismo estilo, el mismito Chávez.

Las biopsias vuelan al imperio, la expectativa se aviva.

Henrique Capriles, el candidato de la unidad, refutó con simpleza las amenazas, los insultos, las vulgares insinuaciones sobre él. Con Monagas y Anzoátegui volcándose sobre él en su recorrido casa a casa dijo:
“ Yo tengo mucho por hacer. Que sigan hablando pistoladas”
Hay mucho por hacer. Y nos toca a todos los venezolanos de bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES