miércoles, 1 de febrero de 2012

Faltan once días…cuéntelos con los dedos…

Faltan once días…cuéntelos con los dedos… Parece mentira esta Venezuela que puede manifestarse en las figuras de los candidatos, En doce días y horas ya sabremos cual será NUESTRO elegido para no sólo enfrentar a Chávez o cualquier que esté al frente de la candidatura oficialista, porque será una orden acatada, un sola y personal decisión, un atentado más a la democracia y la libertad. Como fue hoy la designación de Cilia Flores como Procuradora de la República, esa rotación lastimera de quien no tiene a nadie, que tiene que repetir fracaso tras fracaso, mediocridad tras mediocridad. Hoy si se veía mal Chávez. Ese color verdoso, esa hinchazón exagerada, esa mirada sin brillo. El comandante agota sus fuerzas. ES mucho para cualquiera en su desesperación, esa señal que está allí, que niega en cada oportunidad o salta en cualquier momento del discurso. El Cristo de la Grita, José Gregorio, babalaos y afros descendientes, la mismísima patrona de Venezuela, las invocaciones apuntando lo divino que no se puede controlar. Y Diosdado cogiendo fuerzas. Como si fuera posible, ya luce menos incómodo en su rol de “camarada “, de “panita burda”, de “pacificador” y “moralista”. Gana terreno. Chávez pierde fuerzas y las gana Diosdado. A juro. Ni Jaua con todos los ministerios que se le den ni Maduro vestido elegantemente, ni Ramírez con toda la familia en la nómina oficial, podrían en este momento detener ya a Diosdado. Gordo, inculto, denunciado una y otra vez, roba cámara, asume el mando. Si usted pregunta hoy, en este momento, quien es la figura más cerca en la ausencia de Chávez por cualquier hecho, saldrá Diosdado. Ese es problema de Chávez. El nuestro, problema y objetivo, es ir a votar este 12 para cambiar este militarismo barato, este poder canallesco y enfermizo, y por sobre todo, esta Venezuela que no somos, que humilla, corrompe y viola valores y principios. La esperanza aletea sobre el agobio, sobre el cansancio, sobre el miedo. Nuestra responsabilidad conducirá nuestros pasos hasta depositar el voto rescatando a Venezuela, despertándola de esta pesadilla. Está en nuestras manos… que no le tiemble la suya! vote por quien quiera! Pero vote! Es Venezuela, que nunca pide nada, quien la necesita, este 12.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES