martes, 7 de febrero de 2012

Una pasión llamada VENEZUELA

La verdad es que resulta impresionante ver y sentir como los candidatos de oposición han dado la vuelta al rostro de Venezuela. Y lo aseguro porque está a la vista. Se siente en el ambiente. El respeto y la moderación a los que obliga esta unidad han logrado transformar el ánimo popular de esa rabia encendida, esa amargura acomplejada del poder a lo que vivimos hoy. Nos hace hasta comprensivos y pacientes, tal vez demasiado. Pero es o que amerita el momento y la pauta se ha seguido y respetado. Faltan apenas cinco días para activar a cada uno y todos los que paso a paso y golpe a golpe hemos luchado sin descanso por cambiar esta historia obscura y canallesca. ¿Cuántas columnas he escrito? ¿Cuantas Navidades he pasado sin mis hijos y nietos por no moverme en la ansiedad de este País que es mi pasión? Cuántas horas de radio, Cuantas persecuciones, cuantas agresiones, cuanto miedo callado escuchando las motos frente a mi casa, disparos inconfundibles y cercanos, amenazas y ataques? Cuanto dolor en mi alma por esto que yo sola no puedo combatir? Cuanta lejanía de los míos cuando los años los exige más y más? Todo se ha valido, todo ha tenido su razón absoluta de ser. Y todavía todo eso vivido es poco para lo que podría dar. Hoy viendo los candidatos, cuidándose entre sí, frenándose en la emoción, enseñando un estilo considerado, fresco, frente al abuso de poder, la prepotencia y el engaño alienante, había que detenerse un segundo para dar gracias a Dios. A la vida. Porque ha sido un camino solitario muchas veces, son muchos los que tendrán que enfrentar este pueblo que no se ha rendido ante la indiferencia de quienes han dado la espalda a los mismos valores democráticos olvidando su responsabilidad de liderazgo frente a sus propios ciudadanos. Las noticias sobre la salud de Hugo Chávez no se han detenido; pronósticos y comentarios aparecen todos los días. Más allá ya de este militarismo ofensivo y el personalismo enloquecido, una Venezuela que ya ha demostrado su voluntad y su mayoría está lista para este domingo. Las cartas están echadas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES