viernes, 27 de enero de 2012

Y murió Carlos Escarrá! Eso es la vida…


Y murió Carlos Escarrá! Eso es la vida… La figura agresiva, que en una mordacidad insultante que podía cortarse con un cuchillo, ya no estará. Una perdida para Chávez y este régimen. No recuerdo una sola vez de verlo en estos últimos años sin que me creara una gran impotencia, una clara repugnancia. Ya no está. NO siento nada y eso asusta. Lo sentí por Herman, su hermano, que en el momento de saberlo por una llamada estaba en Globovisión en el espacio “brújula Internacional” con ese amigo que es Julio Cesar Pineda y muy obviamente desconocía el hecho que sin embargo había sucedido desde la mañana. Cuando fueron al corte imaginé se lo contarían. Después, Herman, en emocionada palabras, despediría a aquel hermano que desde siempre fue muy distinto a él. El lazo familiar despertó en mí el sentimiento que no había logrado sentir…No se puede exigir a ningun alma enfrentada a lo que Carlos Escarrá provocaba en su fiereza, manifestar ante su abrupta lejanía, vivo el dolor. Uno se asombra ..cómo puedo no sentir nada? ES que me he convertido en qué? Pero no… ese el gran pesar íntimo de esta patria dividida, agredida, humillada. Esta Venezuela que cuando Franklin Brito se debatía en una muerte anunciada, escuchaba a Escarrá proferir con odio intenso frases inconcebibles en su virulencia. Ese odio en la intención desde el poder absoluto que no tiene réplica ni consideración. Esa es la Venezuela que no podemos seguir permitiendo porque envileces en su impotencia. Porque daña el alma. Porque nos aleja sin compasión y sin regreso. Porque este es un pueblo bueno. Y es triste sentirse malo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES