miércoles, 18 de enero de 2012

El Coraje de María Corina

Nadie puede negarle a María Corina el coraje en su intervención cuando la “memoria y cuento” de Hugo Chávez. Y muchísimo menos la reacción colectiva a ella. Chávez se estaba “cebando” con ella. A él le encanta enfrentar a las mujeres y por supuesto esa “burguesita” que recorrió el mundo sentada donde él no ha podido llegar, al lado mismo del Presidente del imperio, era un “bocado de cardenal” en la bancada de la oposición. Desde entonces sus compañeros no escapan de las críticas y alusiones por “blandengues” y un larguísimo etc…de calificativos. La verdad es que ninguno iba a impactar como la aludida. Ella era el objetivo del hinchadísimo “paciente barinés”. Bastaba con no caer en el juego de Chávez. Todo lo que había que decir estaba dicho y no había que concederle a aquel hombre que acusaba a María Corina de no “estar en su ranking” la oportunidad de desviar la atención de ese golpe certero. Con callar, eran aliados absolutos contra esa prepotencia, esas manipulaciones y esa bufonada. Pero este es un momento muy serio para nosotros. Ya este País tiene que haber aprendido que ni las pasiones, ni las hormonas pueden decidir nuestro destino. Hay que ser muy cuidadoso en ese voto que significa hoy más que nunca, la salvación de Venezuela. Hemos tenido casi catorce años de pruebas terribles, humillaciones y toda clase de atropellos y hoy menos que nunca podemos poner ese destino en manos de emociones o debilidades. Por encima de todo, Venezuela. Lo que viene, como tantas veces se burlara Chávez, será un “joropo”. Complicado de bailar. Entre esos candidatos que hasta hoy cumplen con las exigencias para lograr la Venezuela democrática, humana, unida, que gerencian con responsabilidad su actuación y su momento respetándose entre si, está el próximo presidente. Que tiene que responder a una Venezuela en profunda crisis moral, dividida, agobiada, harta de abusos y militarismo, de bravuconadas. Hay que tener conciencia del otorgamiento del poder para el equilibrio que permita salir adelante. Su voto consciente, maduro, entusiasta, hoy vale mucho más porque la lección tiene que haberse aprendido!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES