miércoles, 18 de enero de 2012

La suma de sus votos es la Venezuela del 7 de Octubre

Retomo la columna que tuve que poner en pausa por el dolor en la espalda que me obligaba a tomar calmantes que me tumban. Ya estoy “parapeteada” El momento merece estar frente a la computadora, lo que escriben los demás, el Twitter, que se activa y es un volcán, lo que vivimos políticamente y lo que necesitamos estar activos, al frente de lo que sucede, sucedió y está por suceder.

Por supuesto que los candidatos a las primarias, la reacción de María Corina, las nueve horas de “cuentos”, el ambiente que se vive, todo es así como un plato suculento que tenemos en esta mesa que nunca creímos poder disfrutar. Porque eso es verdad. Y lo mejor de todo es que en esta bandeja que tenemos para terminar de llenar este plato, hay opciones que se mantienen unidas estropeando la estrategia gobiernera que decía que no llegábamos, la mala intención en el discurso agotado que vocifera la división de los candidatos y las acusaciones en el aire de “traición” de uno de ellos que predecía un “consenso”. Pues no. Todo marcha como se esperaba y ya falta menos. Uno se imagina estas reuniones desesperadas de los máximos estrategas, de esa “inteligencia” revolucionaria de la que tanta propaganda hace Chávez buscando por donde penetrar, perforar la unidad para maniobrar. Lo cierto es que lo único que ha causado conmoción es la reacción emplazadora de María Corina. Ante aquel puntilleo acosador del hombre todopoderoso. Fue importante porque lo sacó de juego. De aquel mismo juego de trece años. Mentir, manipular, atosigar…Y lo sacó hasta obligarlo a una afirmación arrogante, inculta, enloquecida: no contestaba porque María Corina frente a él, estaba fuera de ranking”. ¿Cuál es su “ranking? Un soldadito obscuro, golpista, que tenía entre sus planes asesinar al Presidente constitucional y hasta a su familia? ¿Qué goza en su demencial personalidad quitándole a los demás lo suyo? ¿Negándoles el trabajo a los venezolanos que disienten de sus locuras? ¿ Que hace a Venezuela involucrarse en el riesgo más destructivo como puede ser una guerra nuclear? ¿ Que usurpa a Bolívar, profanando sus restos? Solo para mencionar algunas escalas de ese ranking de terror. Hace rato ya que Hugo Chávez cae en morisquetas. El mundo sabe quién es. Y Venezuela sabe que ella es la única que puede ponerle un “parao” a esto.

Pero tenemos que contagiar de responsabilidad y entusiasmo a esos millones que todavía no creen en la urgencia de su protagonismo este 12 de Febrero. Sin 12 de febrero no hay 7 de octubre. Vote por quien quiera, pero VOTE! Que la suma de sus votos es la Venezuela del 7 de Octubre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES