sábado, 20 de noviembre de 2010

¿Quién es el “tonto útil” en esta “amistad”?

¿Parece mentira, pero la nueva y mejor amistad entre Hugo Chávez y Juan Manuel Santos impresiona en sus acelerados dividendos. Pocas veces se ha visto nacer así, de pronto, y sobre bases tan complejas y dramáticas una amistad.
Uno no ha terminado de gerenciar todavía los sentimientos y las emociones vividas en esta relación entre los dos países y sus gobiernos y ¡zas! todo cambia tan radicalmente que uno se queda como en shock sin entender cómo ocurrió el hecho. Porque lo que está en juego no es sólo un tratado comercial, una deuda dolosa, un incidente baldío.

Es la confianza, es la vida de millones de hombres y mujeres embarcados en un destino compartido, en un empeño de libertad y democracia. Y esto, así, como un forzoso fin de capítulo, viene de amenazas, insultos, ruptura de relaciones, desmanes y atropellos, complicidades tenebrosas y manipulaciones obscenas de valores y realidades. Viene de un hombre que no es precisamente un dechado de serenidad, moderación o respeto.
Uno no acaba de asumir como transparente esta repentina “amistad”. Suena a “montaje” . De ambos lados y de cada lado. Si el presidente colombiano compartió con Alvaro Uribe los diferentes criterios en cuanto a la seguridad democrática, las FArc y el terrorismo, ¿cómo pueden sucederse todos estos acontecimientos sin que se dude de su veracidad? Porque Santos tiene que saber de Uribe un montón de cosas que no garantizan la feliz y segura relación que hoy se declara y se ofrece en guerrilleros entregados, pago de deudas bilaterales, promesas y convenios.
¿Qué hay detrás de todo esto? ¿Quién es el “tonto útil” en esta “amistad”? ¿Durará los casi dos años que se llevará la decisión de la corte Suprema colombiana para decidir la extradición de Makled?
Mientras, la Procuraduría abre nueva investigación a la ex Senadora Piedad Córdova, “curruña” de Hugo Chávez. Aparecieron en la computadora del Mono Jojoy otras evidencias que indican conexiones desde Venezuela.
Venezuela siempre en el medio de las actividades de las FArc. Si Uribe lleva hasta la Corte Internacional las denuncias contra Chávez, Santos tiene que saber que están allí, compartiendo con el Presidente Uribe a quien innegablemente debe su triunfo electoral, las incidencias del caso. ¿Cómo se interpreta entonces esa facilidad de Santos para declarar “nuevo viejo amigo” a un hombre que no sólo rechazan los colombianos, sino que además tiene esa historia de dudas y desconfianza de gente importante de la política colombiana. Porque Santos no puede ignorar lo que pasa aquí.
La Democracia de Colombia es el anhelo de Venezuela.
Venezuela despierta, Presidente Santos. No se haga el loco.
Usted sabe………

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES