martes, 11 de junio de 2013

La hipócrita diplomacia del poder político venezolano

El Papa Francisco y un momento feliz
La información dice que no sólo los humanos demuestran cariño por el Papa Francisco y así se lo hizo saber esta  paloma blanca que  se quedó con él después que sus compañeras volaran en el cielo.  El Papa rió feliz sin pretender dar figuraciones  sublimes a lo sucedido, el ave blanca   no era el espíritu del Papa Juan Pablo ni le dio recaditos extraños  , todo fue natural, transparente y una imagen maravillosa para las cámaras que captaron la risa espontánea, el gesto   afectivo, la felicidad del hombre poderoso  viviendo un momento único, inesperado y sincero.  Y el mundo lo compartió con él. El crucifijo bailó al ritmo del momento sin ceremonias ni protocolo. Pero este hombre poderoso, con esa cámara a escasos  centímetros sin permitirle simulaciones o evasivas,  nutre   la fuerza de ese poder inmenso. Humildad, transparencia, bondad, verdad.. Sin todo eso, todo, ese poder se tambalearía, no tendría razón de ser.

Y el Papa Francisco, como Pontífice y  como latino americano, “del fin del mundo” como declaró  al ser elegido   al referirse a su país Argentina, hombre además de inquietudes ciertas  por el destino de los pueblos, está informado sobre este Continente en su inconclusa y convulsa búsqueda. A estas alturas ya conocerá las declaraciones del “ilegítimo” Maduro, las más recientes, las del mismo día que anuncia  para recibir “sus orientaciones y su bendición”.  Anja. Eso es lo clásico, lo formal.

Pero cómo se hace el desentendido el Papa con otras declaraciones como estas:

¿Ustedes creen que si a mí me hacen algo, aquí la derecha va a poder tomar el poder político? “Eso no va a suceder, pero cuando yo pienso en ese escenario los que más tendrían que temerle, serían ellos. No quedaría polvo sobre polvo. No existiría para la política ninguno de ellos, desaparecerían para siempre”.

Piensen por un segundo  lo que sentirá este hombre de paz y amor. 

 ¿Y esta?

“Maduro denunció el pasado 30 de mayo que "todo el Estado colombiano se ha puesto de acuerdo" en su contra y que a ese país vecino han llegado desde EE.UU. unos expertos con un veneno mortal que pretenden inocularle.

Previamente, el pasado 3 de mayo, Maduro acusó al ex presidente Uribe de ser un "asesino". y declaró y precisó que "están tratando de penetrar paramilitares por vía selvática".

Que por supuesto, y el Papa debe estar informado, aparecieron. Y Maduro amenazó “que no se entregarían a Colombia y se pudrirán en la cárcel”.

Y este hombre paranoico, insultante, inseguro, que no permite una auditoría real porque sabe que pierde, no va a cambiar porque lo van a recibir en el Vaticano.  

Esta visita es una desfachatez. Pero no será un momento de felicidad para el Papa Francisco. Que tendrá que tragarse, como le tocó a Juan Pablo II, la hipócrita diplomacia  del poder político venezolano. 

¡Qué pena ajena!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES