viernes, 11 de enero de 2013

Y yo le pregunto a Nicolás…¿que nos vas a hacer…?

Yo siempre he creído que Nicolás Maduro tiene una apariencia que no cae mal. Como usualmente son las apariencias de quienes no tienen una personalidad brillante porque estos destacan por si solos y provocan reacción a su alrededor. Nicolás no me producía, como decía mi abuelita, “ni fú ni fá”. Pero parecía poco agresivo, hasta cordial.

Hoy, ante este rinoceronte que se lleva todo por delante, hay que preguntarse cuál era el verdadero. Si aquel que lucía inofensivo, o este.
Y si él se metió en personaje, en el personaje que nunca fue y que de repente es. A mí me sigue pareciendo que es el mismo…acicateado por esa competencia que tiene al lado en esta lucha por el “botín” que es suceder a Hugo Chávez, la carga histórica pesada y reclamante mas la seguridad aparente de Diosdado , Cilia, que jamás soñó con ser “primera Dama”, y aquella delegación de Chávez que lo mostró desconcertado y hasta asustado, todo eso, mas Fidel y la alienación histérica ardorosa, inquietante, configuran este hombre que acogotado por las masas enardecidas y la ruda intriga política, advierte, amenaza insulta con pasmosa expresividad:
“Por ahí algunos gobernadores han salido a declarar jugando con las palabras. Nosotros les decimos a ellos dejen el guabineo. Si ustedes no reconocen el gobierno, el gobierno legítimo en funciones del presidente Chávez, nosotros estamos evaluando legalmente acciones muy contundentes, porque si usted no me reconoce a mí, yo no estoy obligado a reconocerlo a usted. Así de sencillo”, dijo en un acto televisado.

Nicolás insiste en el gobierno de Chávez, el gobierno legítimo de Chávez. Pero es que Chávez, hoy, no está, no es. A pesar de la insistencia y creatividad chavista que lo define como “presidente difunto y actual” en páginas oficiales de Internet.

“Que se cuiden de sus palabras y acciones, cuidado se meten en aventuras golpistas. Se los décimos porque es mejor tener cuentas claras, que en este caso conservan enemistades”, añadió…..Por qué actúa así? Por qué tiene que remachar como un malandro cualquiera eso de “enemistades”…? Por qué esa provocación barata?

Denunció además un presunto plan opositor para “llenar las calles de sangre” en “una especie de guarimba”. Esto lo sostiene con su cara muy limpia…Pero sigue. Hay que reconocer la decisión anti constitucional del TSJ como “palabra sagrada”. Y va más allá…. Amenaza con que se tomarán acciones contra todo el que desconozca el gobierno de Chávez…Y yo le pregunto a Nicolás…¿que nos vas a hacer…? ¿Porque 6 millones y medio no lo quieren, no lo reconocen…como nos vas a castigar? ¿Nosotros no convocamos a la violencia ni a derramar sangre…ustedes sí. ¿Como lo vas a hacer? A veces me pregunto lo mismo que se preguntó una vez Aristóbulo..¿Será que se fumó una lumpia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES