lunes, 14 de enero de 2013

Venezuela tiene que retomar su destino

Acaba de darse el último comunicado de Villegas, “Villeguita” como lo llaman ahora, Chávez está recuperándose, en comunicación con sus familiares y su equipo de trabajo que por cierto se trasladó todo o casi todo a La Habana. La voz y la sonrisa de Villeguita eran alegres, pero no convincentes. ¿Sería la biblia que le llevó Cristina la que produjo el milagro que no había podido contestar José Gregorio Hernández? Como dice “Análisis Libre”, ¡pasaron la Kischner, Humala, Evo Morales, el mismo Maduro…y nadie lo vio!

Si es así como lo informaron, ¿Por qué no le habla a su pueblo? A toda su gente que reza, llora, grita por él. ¿Será cierto que toda esta gente que forma parte del mismo equipo que engañó a todo el país con Chávez escondiendo su verdadera condición de gravedad para ganar las elecciones puede verlo, hablarle, informarle sobre detalles de la situación, de Venezuela….? Eso se lo dejo a usted que me lee… yo quiero en esta columna hablar un poquito de nosotros. Porque eso es lo que nos debe preocupar.

Eso de ver activos a los líderes aquí y allá …qué le parece? Porque yo quisiera verlos…pero juntos! Unidos. A Henrique, Leopoldo, Ma Corina, Diego, los dos Pablos…juntos! Porque me sigue pareciendo que la gran fuerza es la unidad. La MUD parece perder fuerza porque estas imágenes la debilitan. Y en un momento tan difícil como este no basta con declararlo. Hay que demostrarlo.

Insisto una y otra vez: es urgente, es exigente, es necesario ver , sentir, que la gente, nosotros, somos importantes para la MUD. Así como la MUD es importante para todos. Eso tiene que articularse en una imagen integrada, que no deje espacio para siquiera suspicacias. De repente se desata una ola de halagos a un candidato que dice esto o lo otro…y de descalificaciones a otro. Eso es lo que quiere el gobierno. O esto que tenemos encima que no sabemos cómo calificarlo. Tienen que dar una imagen sólida que respalde la unidad entusiasta y retadora.

Ya tenemos que dejar atrás la amargura, ya cobramos las cuentas que nos agotaron, ya no votamos y perdimos las gobernaciones…ahora este País tiene que retomar su destino y eso no se logrará sin confianza, sin fé. Lo que dice Ma Corina aquí, lo que dijo Leopoldo allá, lo que sentencia Diego y lo que declara Henrique, que lo digan todos con el mismo sentimiento de urgencia, de solidaridad con que nos llamaron y no fuimos. Con la misma responsabilidad Y LA MISMA VOZ. Que estamos listos. Unos y otros. Gente y liderazgo. Sin trampa. Cara a cara, hombro a hombro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES