lunes, 1 de octubre de 2012

El tiempo no lo decide todo, las decisiones las tomamos nosotros

Parece mentira como ha pasado el tiempo….Uno sabe cómo pasa.  A esta edad  un día son horas, las horas son minutos y los minutos instantes difíciles de  atrapar.  Y sin embargo resulta por lo menos interesante como la ansiedad, la urgencia de cambiar esta pesadilla,  nos acerca a esta fecha que está a  cinco días si hacemos desde ya efectiva la cuenta. Y todo pasa con esa celeridad indetenible.
 Ayer tres venezolanos opositores fueron acribillados a balazos en Barinas, la tierra natal de Hugo Chávez, desde donde llegan  chismes sobre las propiedades familiares bajo su gobierno. Lo que sorprende de este caso dolorosísimo, es el silencio. Hoy Chávez, en un  lastimoso acto desde Cabimas que repetía letra por letra el de Guarenas, sostenía que “Si tratan de desestabilizar, los haríamos que se arrepientan” y trató muy ligeramente lo sucedido en Barinas calificándolo de “enfrentamiento” Pero  miembros del Comando Venezuela  no están dispuestos a dejar pasar esta tragedia    y señalan como responsables  al hermano del Presidente saliente y a Nelson Quintero, Director regional del ambiente en Barinas quien   al abandonar la camioneta plenamente identificada en fotos y videos, perdió su carnet de identidad. El Comando Venezuela   rechaza las declaraciones del ministro AIssami( otra vez y siempre AIssami)  aduciendo que son “políticas” y no “científicas” Diosdado Cabello  declaró que ya había sido detenido el homicida. Este caso no puede ocultarse.
Apremian los días.  Y nosotros sabemos cómo es de lenta la “justicia roja rojita”. Hoy Tibisay Lucena ofreció una rueda de prensa. Esta mujer, colocada en una situación única y una posición trascendente en el momento que vivimos,  defendió con pasión la transparencia del CNE y lució convincente. No se le pide más que objetividad, justicia, razonamiento. ¿Será capaz esta mujer  de atenerse a esa exigencia que reclama un país  que  parece ya decidido a cambiar su destino? 
¡El acto de Capriles Radonski hoy en la Avenida Bolívar fue impresionante!  El “flaco” puso todo y la gente percibió  esa entrega y respondió intensamente. Una organización perfecta, un trabajo de filigrana esmerado y entusiasta.
Mientras Chávez, cansado, agotado en respuesta, discurso  e imagen, contrastaba grotescamente.
Ya no  comparte pantalla con Maduro ni con Jaua. Maipili o Jackeline se acompañan en la carroza apoyándose en  su hombro ( o en el chaleco antibala)  de vez en cuando.
Una entrevista complaciente con el momificado José Vicente  en la que engañan mutuamente  repetida varias veces y eso cierra el domingo.
Venezuela avanza tragándose sus malos ratos, calmando  sobresaltos, llorando sus muertos  y retando  provocaciones y  temores.
Mañana es otro día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES