martes, 30 de octubre de 2012

New York, la capital del mundo es visitada por Sandy




Resulta verdaderamente impresionante ver a Nueva York como la vemos desde ayer y para quienes la conocemos y sentimos algo por ella, doloroso. Yo tengo hijos y nietos allá, además, y no me despegué por un instante de la pantalla que me unía a lo que estaba pasando con los naturales temores ante el desastre anunciado.
Y por supuesto  la menos indicada para hacer una valoración de cómo se ha manejado la inmensa maquinaria  lista para responder la arremetida de la “tormenta perfecta” es cualquiera desde otro lugar aunque tenga allá el corazón. Hasta este momento, se contaban 22 muertes. Y con todo lo terrible de  este  desastre, la inmensa ciudad estaba preparada. La Naturaleza, menos  canalla que el terrorismo, se anunciaba. Y la tecnología la seguía paso a paso. Los reporteros  se bamboleaban bajo su fuerza pero allí estaban informando en un derroche indiscutible de pasión y entrega.
A escasos días de las elecciones, alguno dejó caer el comentario sobre los candidatos. A cual beneficiaría esta tormenta? Y uno, hastiado de tanta politiquería  lo rechaza íntimamente porque  ya está bueno del mundo entero confundir las cosas cuando se trata de tragedias humanas. Obama que ha venido trabajando firmemente a favor  de un equilibrio social y que ha tenido logros a pesar de  la posición de los republicanos en el Congreso, asumió la presidencia en condiciones extremas y ha conseguido mantener este gigantesco barco a flote. Pero por supuesto que   frente a esto es el responsable absoluto. Y va a ser muy difícil que  sus  adversarios no lo aprovechen. Es de esas pruebas inesperadas que se dan a los pueblos para usar su razón sobre sus emociones.
 Nueva York es la ciudad que uno sueña con conocer y cuando la conoce, con todas sus contradicciones, se enamora de ella. Un gentío en las calles, pero uno se siente libre. Razas, colores, religiones, culturas, uno se reconoce en el chino que sonríe  y el ecuatoriano que saluda. Todos estamos. Por eso los aviones que cortaron en pedazos las torres gemelas nos estremecieron y “Sandy” nos mantuvo alertas. Es la “gran manzana”. New York!
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES