lunes, 22 de octubre de 2012

No tenemos otra opción que seguir luchando


¿Donde está Chávez? ¿En Cuba? Eso sí lo hacen muy bien.

El silencio en la intención obstinada y perversa de controlar, de manejar la emoción, de someter la voluntad que titubeante y todavía desconcertada no acaba de reactivarse ante su contundencia.
Ahora todo el mundo es juez, todos y cada uno a su manera criticamos, condenamos, acusamos, mientras todo sigue igualito o peor.

Maduro es hoy Vicepresidente y Canciller. Yo sigo sosteniendo que eso ratifica la negada posibilidad de un gobierno más eficaz, que las mentiras llorosas en afiches y discursos de un Chávez lastimoso pidiendo perdón o llorando suplicando mas vida al Nazareno y Vírgenes, fue un capítulo más de una novela con el mismo actor barato y mentiroso en un guión escrito por él mismo.

¿Está esperando encabezar el séquito sombrío que acompañará a Fidel? ¿O está por el contrario en manos de los médicos diversos que muy bien pagados guardan el secreto del cáncer o no? ¿Qué sabe Lula que pidió públicamente al venezolano ir buscando su sucesor? ¿Está cumplida esa sugerencia con la designación de Maduro que lo que es, es un excelente lacayo revolucionario? ¿Con esta actitud de agobio, de desconsuelo, tiene Lula razón para tratarnos como a Cuba?

¿Con un sucesor…está dicho todo?

¿Dónde está la Venezuela que llenaba ciudades, pueblos, plazas y ánimos con Capriles? ¿Dónde diablos están los seis millones y medio de venezolanos que votamos contra esta farsa perversa? ¿Estamos ya de acuerdo, hemos razonado la verdad de todo lo sucedido? Porque en ella nosotros tenemos mucha responsabilidad.

Uno siente en el ambiente esta carga pesada y dura que vivimos.

¿Pero sabemos por fin como enfrentarla? Porque cuando nos ponemos a repasar desde cuándo y cómo este fraude se ha venido ejecutando , el gran protagonista no se ha lanzado a reclamar, a preguntar, a forzar y conducir esta relación con su liderazgo.

Pero esta apatía, esta indolencia no nos están permitidos.

No tenemos otra opción que seguir luchando porque este es nuestro país y a pesar de sus debilidades, de sus tropezones, tenemos que rescatarlo y con este horror nosotros no tenemos espacio ni paz.

Alli esta la amenaza: investigar hasta el 98 a todas “las víctimas” de las otras repúblicas, allí están enfilando baterías contra los petroleros, el mismo odio.

Los únicos que podemos desmontar esta tragedia que significa el comunismo en Venezuela, las alianzas que arriesgan a nuestros hijos en guerras espantosas, somos nosotros. Los que tenemos este compromiso ineludible. Venezuela. Decente, civil, y libre!


Columna original para NOTICIERO DIGITAL sábado 19/10/12

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES