martes, 15 de noviembre de 2011

El Debate

Acaba de finalizar el debate de los pre candidatos a las primarias convocado y llevado a cabo por los estudiantes y transmitido por Globovisión. Comenzó con la pantalla caliente aún tras la cadena mediática nacional con Hugo Chávez como figura única y omnipotente, entregando créditos a diestra y siniestra y contando anécdotas y chistes malos para llenar el espacio. Con cámaras prudentes para no hacer tomas indiscretas que sin embargo no pudieron evitar esa imagen hinchada, contundentemente deteriorada, que despreció el incipiente bigote y no puede desmentir la versión médica del “sindrome” de cara de luna y lomo de búfalo. Es difícil soportar la imagen. Pero lo que más impacta es que ese hombre por dentro, no decline la arrogancia, la humillación y ese espíritu provocador y vengativo que hoy parece exarcebado con este golpe que le asesta la vida. La pantalla con los candidatos y los estudiantes, esa pantalla de elegancia, de frescura, de clase política y sobre todo de denuncias concretas que testimonian sin manipulaciones ni ventajas la anterior de servilismo y de ignorancia. Diego Arria, Capriles Radonski, Pablo Pérez, Ma. Corina, Leopoldo López. Diego fue desafiante, concreto , y ratificó que este 21 de Noviembre en La Haya su acusación por delitos de lesa humanidad se hará efectiva. No hizo concesiones. Capriles terminó convencido: la esperanza siempre vence al miedo. La educación como tema le permitió esgrimir evidencias importantes que desde Enrique Mendoza, hay que reconocerlo, distinguen a Miranda; Pablo estuvo excelente hasta el final que habló demás cuando dijo que iba a dar mas oportunidades de lo que Venezuela le dio a él. Y está alli como candidato ¿ Creo que confundió los términos de lo que quería decir. Maria Corina estuvo directa y valiente. Creo que subirá en las encuestas. Leopoldo fue Leopoldo. Tal vez demasiado puro, proyectando esa personalidad y esa clase humana que lo frenan en el momento de la exigencia competitiva. Lo que es definitivamente importante es que se logró, que enseñó esa otra cara de este País sumido en el miitarismo y el personalismo, esa otra imagen que por dos horas obligó a no ver más nada que lo que el poder unipersonal quiere, aquel cuadro barato y decadente de un todopoderoso abusando del poder. Todos y cada uno de esos venezolanos que oxigenaron la esperanza, tienen que cuidarse.

La fiera está herida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES