miércoles, 6 de junio de 2012

No hay plazo que no se cumpla, ni deuda que no se pague

Este Hugo Chávez que regala nuestro dinero, trata de personificar a Simón bolívar, abraza delincuentes, apoya asesinos, miente, corrompe, avergüenza y degrada a Venezuela ante el mundo, se rodea de cómplices y sataniza a la mayoría que ya le ha demostrado varias veces su rechazo y lo va a volver a hacer este próximo 7 de Octubre, sigue haciendo de las suyas con un cinismo que no puede sino convencernos más si eso fuera posible de su condición mental. Biológicamente como muchas autoridades siquiátricas han diagnosticado, no puede cambiar. Lo que lo sigue haciendo lo que siempre ha sido: un sociópata. Un hombre con gravísimos desórdenes entre los cuales la envidia, la cólera, la mezquindad humana y el narcisismo permanecen intactos. No es que ante una dolencia tan terrible como un cáncer terminal mantenga todo eso por valiente: no. No es humilde ni generoso ni elegante ni concesivo ni bondadoso porque no puede serlo. Ni siquiera ante la muerte. Y allí está Iván Simonovis que de alguna manera es una pieza importante en esa mente convulsa. El dolor del otro ser humano no existe para ella. Ni por un segundo esa mente enferma se ha detenido a pensar en el padre, el esposo, el hijo, que es Iván como ser humano. Como tampoco veía a Forero o Henry Vivas con enfermedades terribles….En una cadena y una explosión de odio, destroza vidas, y ya!

Simonovis tiene osteoporosis severa, cinco hernias, dos disco de la columna fracturados y síndrome del túnel carpiano. En el oficio se consignaron los diagnósticos e informes médicos, además se pidió que sean certificados por un Médico Forense y que se notifique al Ministerio Público de la solicitud. Pidieron medida alternativa de la pena.

Además, se solicitó una medida alternativa de la pena que consiste en autorizar que el ex funcionario pueda trabajar fuera del establecimiento penitenciario.

El Artículo 500 del Código Orgánico Procesal Penal, dispone, en su encabezamiento, lo siguiente: “Trabajo fuera del establecimiento, régimen abierto y libertad condicional. El tribunal de ejecución podrá autorizar el trabajo fuera del establecimiento, a los penados y penadas que hayan cumplido, por lo menos, una cuarta parte de la pena impuesta”.

Para el día de hoy, Iván Simonovis ha cumplido un total de siete años, seis meses y catorce días, privado de su libertad, pues su detención se produjo el día 22 de noviembre de 2004 y, durante el proceso que se le siguió, no gozó de ninguna medida cautelar sustitutiva de la prisión, lo que significa que, a la fecha, ha cumplido detenido, ininterrumpidamente, más de un cuarto (1/4) de la pena impuesta. “No hay plazo que no se cumpla, ni deuda que no se pague”…. en eso estamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES