sábado, 16 de junio de 2012

“Chávez quiere resolver los problemas del planeta, Capriles quiere resolver los de Venezuela”


Capriles quiere resolver los de Venezuela

“Que vaina tan arrecha la que tenemos en Venezuela” Y agarró en el aire una iguana de   tela que le tiraron desde la calle atestada de zulianos. Capriles Radonski retó a Chávez en vivo, desde la multitud  motivada por la fuerza, el vigor, el desafío. Ante la desesperación del calor asfixiante ofreció que su preci decreto era NO MULTAR MAS AL PUEBLO ZULIANO que no tenía por qué pagar la deficiencia del gobierno. Lo impresionante de esa convocatoria cumplida en  gozo popular, igual que en Mérida y Aragua, como ha sido más y más desde el inicio del “casa por Casa”, es el  torpe desmoronamiento de Hugo Chávez que ante esta fuerza indetenible, esta relación que exitosamente ha establecido Capriles con los venezolanos, parece  desesperado. Errático. Desbordado. Y los lacayos ya no piensan, no pueden reaccionar, no se atreven a  proponer otra cosa que  por lo menos escuche el paciente o el comandante o el actor o él  no sé qué. “Chavez quiere resolver los problemas del  planeta, Capriles quiere resolver los de Venezuela”.  Estimula a la juventud, a los muchachos que están allí ávidos y esperanzados les pregunta las edades….diez y siete, diez y nueva. Niñitos  cuando esto comenzó. Aterrador. “Ustedes no han visto más nada que esto. Y el futuro no se parece a esto”. Mientras, en su cadena de horas y horas el hombre hinchado,  incoherente, seguía  en su perorata fastidiosa de años de promesas como si estuviera comenzando su primer años de gobierno y ya son catorce. “El nuevo liderazgo que tiene su vista en el futuro, un nuevo liderazgo que está dispuesto a dar hasta su vida por el país. No hay nada que pare a este pueblo el próximo 7 de octubre. “. Mientras también, la gente ansiosa buscaba  en Internet como ver a Capriles,  dejaba también a Chávez en su cadena que tiene también su tiempo contado….Amén!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES