sábado, 12 de abril de 2014

La reunión o el diálogo!




Esa mujer  es Venezuela. Y esa es la Guardia Nacional que le dispara por la espalda.

Que no la quieren ver. Pero que  vió la mismísima Venezuela   desde el inicio de diálogo  entre el régimen y la oposición y también el mundo a través de testimonios espantosos, trágicos, sangrientos, expuesta por los partidos políticos frente a los  oficialistas comandados por Maduro, un Maduro singularmente serio, como impactado por las exposiciones de cada  opositor que hablaba  por la MUD, organizados y bien informados sobre la realidad que este régimen se niega a aceptar en su más obvio fracaso en cualquier rama que se le confronte. Ramón Guillermo Aveledo, sobrio, especifico, inició la exposición de esta Venezuela que nunca pudieron rebatir .
Pero como todo en este “gobierno”, todo ha sido  misterioso, bajo sombras, sin hacerlo compartir por la atención pública. Y por eso se complicaron ellos mismos. Parecían  improvisados,  perdidos.  Arreaza, quien hacía de presentador, buscaba como  llenar vacíos sin lograrlo, Diosdado rugía contenido de la rabia, Jorge Rodríguez reía estúpidamente, Aristóbulo estaba consciente que   aquello era una imagen perdedora,  el “tupamaro” miembro del gobierno, pidiendo el premio nobel de la Paz para un Maduro  que parecía en schock ante   lo que escuchaba y veía.
Andrés Velázquez  puso en duda, desde allí, que se llegara a algo. El próximo martes será el otro encuentro  cuando ya las solicitudes, para no escribir lo que el régimen no quiere leer, EXIGENCIAS, tienen que tener repuestas. Pondrá la situación   a Maduro en su más difícil  momento: entender que no se puede seguir  el guión que le escriben  los suyos, que hay otra Venezuela que leer, que considerar. Que aceptar. O volver a la arrogancia  de un poder que  si no se administra  con verdadera justicia,  con respeto humano y  con integridad, lo enterrará en la mas pantanosa  página de esta Historia que   hoy escribimos.
Esa mujer  es Venezuela. Y esa es la Guardia Nacional que le dispara por la espalda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES