sábado, 21 de diciembre de 2013

La antítesis entre ser hijo del amor y ser hijo del poder…..




¡Y dale con que es hijo de Chávez!

¡Ese “rollo” que tiene Maduron en la cabeza va a acabar, y de verdad, con su vida!  Es un caso….Uno tiene que dar gracias a Dios y todos los Santos porque hemos estado sometidos a una arremetida  contra nuestra psiquis que a cualquier otro pueblo tendría, cuando menos, llorando desnudo por sus calles.


Porque una cosa es que no hable de sus padres  que suponemos  son los que  alguna u otra vez han aparecido por allí, que no  enseñe una partida de nacimiento de obligatoriedad pública que acusa  al gobierno y sus instituciones de cómplices, y otra que  juegue así con la ignorancia de un pueblo y hasta la reputación de los involucrados. 

Porque vamos a ver…es que de verdad verdaita  quiere que se crea que  es “hijo”  del difunto? Por qué elegir como discurso una mentira….? Por eso es que no le creemos tampoco  el cuento sobre su muerte en Cuba. Porque uno no sabe cuándo dice la verdad…Ha asumido la permisología que le da el poder como razón de ser. Pero uno tiene  todo el derecho de hacerse preguntas por lo demás, lógicas…por parte de quien es hijo de Chávez? ¿Es su madre Teresa de Jesús, o es Doña Elena? ¿O es por parte de padre? 

¿Entonces…..? Esta obsesión que lo hace mentir así, plácidamente, como si fuera cierto, muestra un desequilibrio en este asunto tan neurálgico  como es su propia identidad. Lo  que no puede  es seguir exprimiendo   la imagen  del difunto  induciendo al pueblo que lo sigue a seguir viviendo de esa inercia que inmoviliza y esa confusión que  debilita. Se enreda en su propia red.


Cuando leo y escucho estos desvaríos, pienso en esos padres que  a lo mejor  viven, o a los familiares que los conocieron, y cuanto dolor deben sentir en la negación a sí mismos  en el discurso del hijo.


No hay nada más hermoso que reconocerse como hijo de amor. Yo no tengo como agradecérselo a mi padre, Alejandro Oropeza Castillo, que nos adoptó a mi hermana a mí y fue nuestra primera lección de generosidad y amor.


Otra cosa son los hijos del poder…Difíciles  de creer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES