sábado, 24 de mayo de 2014

Isa Dobles en el Semanario 6to PODER

entrevistada por Jose Angel Palacios @Josseangell 

Caracas, 11 de Mayo del 2014- No hay preámbulo alguno que se nos ocurra para hacer honor a Isa Dobles; cada uno de sus escritos es parte de la historia del periodismo venezolano; su trayectoria profesional ha dejado huella en más de un presidente, en más de un personaje famoso. Son muchos los que han pasado por su verbo. Sus letras han detallado los acontecimientos más importantes de un país que hoy ella dice amar con pasión y por el que espera seguir luchando hasta el último suspiro de su vida.
 
A lo largo de sus 54 años de carrera, la polémica ha sido parte de su vida. ¿Un escándalo? Catalogarla como amante del líder cubano Fidel Castro, ¿Su verdad? “Nunca. Jamás hubo intenciones de parte de él, ni de parte mía”.
 
Después de varias semanas tras una entrevista con Isa logré contactarla, y con la mayor receptividad que se pueda describir me recibió en su casa, me llevó a su jardín, me sentó en una mesa y muy emocionada me dijo: “pues hablemos, entrevístame”.
 
Isa, primero quiero agradecerle por haberme recibido en su casa, es un honor para mí, un placer, sentarme en esta mesa con usted. Yo pensé que se me haría imposible entrevistarla. No pensé que fuera tan receptiva.
 
No, lo soy siempre ¿Qué signo eres tú?
 
Géminis.
 
Igual que yo, ¿Qué día naciste?
 
El 21 de mayo. Entre los dos signos.
 
Yo nací como Marilyn Monroe, el 1 de junio. Rómulo (Betancourt)  adoraba a Marilyn Monroe, era una locura con ella, y cuando ella se mató él quedó mal. Estábamos juntos en una casa, en una reunión, y cuando él me vio entrar con papá y mamá, él se fue corriendo y me dijo: cuidado y se ponen con tonterías como Marilyn (risas).
 
Isa ¿cuánto tiempo estuvo en el periodismo?
Nunca he dejado de ser periodista, nunca, nunca. Es que yo tenía una influencia muy fuerte, la que tuve durante mi adolescencia, yo tenía a Andrés Eloy encima, él llegaba a la casa y le preguntaba a mi mamá ¿Isa  leyó alguno de esos cuentos? Tenía a Luis Beltrán (Prieto), tenía a papá (Alejandro Oropeza Castillo). Papá y Rómulo Betancourt exigían, me dieron flexibilidad con los resúmenes internacionales y que los pusiera en el escritorio de papá, ellos alimentaron mucho en mí la curiosidad y el interés de un periodista. Oscar Yánez, en la contraportada, decía: Isa me presenta una novela que no es más que poesía en un periódico ¿Por qué? Porque el periodista no se quita nunca el vestido.
 
¿Cuáles han sido sus momentos más difíciles como periodista?
Bueno, siempre he sido perseguida, yo soy muy directa, muy afectiva, porque mi periodismo no se escribe. Puedo decir lo que sea, pero voy buscando que conmueva.
 
¿Siempre ha sido crítica de todos los gobiernos?
De todos, cuando Luis Herrera ganó, yo voté por él, a los dos meses él me pidió que me hiciera cargo de la televisora del canal 8 y yo le dije, “Luis, yo necesito libertad, no sé estar detrás de un escritorio, tengo que estar en otra parte”, y él me dijo, “es que yo te tengo otro trabajo, porque tú al único partido que has pertenecido en toda tu vida es al de la oposición.
 
¿Por qué fue tan crítica del gobierno del ex presidente Chávez y ahora con el de Nicolás Maduro pero sin embargo ha admirado a Fidel Castro? Chávez, en muchas ocasiones, dijo que Fidel era un personaje a quien seguía; el gobierno muestra la bandera de Venezuela junto con la de Cuba, entonces ¿cómo admirar a una persona y criticar a otra, si ambos tienen los mismos ideales?
Fíjate, escribí un libro por una razón, porque cuando comencé a ver la arremetida contra mí, de la gente que me había apoyado y que me había seguido en mi trayectoria, y empezaron a hablar de mí, me dio mucha rabia, porque  yo quiero mucho a mi país; entonces, a esa gente que me escribe y que me dice que yo recibo dinero de Cuba tenía que darle más que una explicación, una lección.
La primera vez que me encontré con Fidel ya le había pedido a una entrevista durante siete años y no me la daba, no había manera de que él me la diera, entonces fue cuando Carlos Andrés comenzó a fortalecer las relaciones con Cuba y me dijo: “por qué no te vas para la isla y entrevistas a Fidel”; después él vino a la fiesta de toma de posesión de Carlos Andrés, venía bajando por La Casona cuando yo estaba llegando con un amigo mío, Sebastián Alegrett, y él le dijo: “Comandante, esta es una periodista que lo quiere entrevistar a usted”, y Fidel respondió: “pero si es fácil; tú llegas a La Habana, dices que me quieres entrevistar y me entrevistas”, y yo le hice así: (pintó una paloma… risas).
 
 ¿De verdad le hizo así?
Claro, entonces cuando yo fui a hacer el trabajo en Cuba él me llamó personalmente y me dijo: “la entrevista es mañana, en el Parque Japonés, a las tres de la tarde”, yo le dije, “OK, yo no sé si esta llamada es verdad o no, pero yo estaré ahí con mi cámara y con mi compañero que va a hacer la entrevista conmigo”. Llegué al lugar, me había puesto un mono del trabajo, del mismo color del conjunto que tenía cuando él me conoció, para que me asociara; entonces de repente vi todo aquel movimiento de militares y dije, “la cosa es verdad”. Esa entrevista es bella.
 
Yo le tengo que confesar que no he leído ese libro en el que habla de Fidel, sin embargo Isa…
… bueno lo que te quería decir, cuando acepté mi realidad, que estaba en Cuba, que tenía el chance de conocer más a Fidel, él se enamoró de mi libertad, yo le decía, “me voy a Venezuela” y él me preguntaba “¿te vas a Venezuela así?” Como periodista, yo lo veía como personaje histórico, como un hombre enmarcado en el espacio histórico que, aunque lo odien o lo amen no lo pueden negar.
Yo estaba frente a un dictador, obviamente un dictador que había matado gente; yo era una demócrata y a él le encantaba hablar conmigo, aceptó que yo era una demócrata y siempre hablaba conmigo; entonces yo le dije, “vamos a sentarnos sin deponer lo que yo soy…”. Siempre le decía, “tú estás haciendo un pueblo que se está acostumbrando a que le des todo”, le hacía ver la realidad de las cosas sobre Cuba; delante de él nunca deje de ser una demócrata.
 
 Fidel se enamoró de su libertad ¿y qué le enamoró de él?
Yo no me enamoré de él nunca; a mí nunca me gustó Fidel de físico, ni cuando estaba joven, yo no lo soportaba, no me gustaba. Jamás hubo una señal equivocada de parte de él o mía, yo era ya una mujer de 60 años, es más, con mis principios cómo iba yo a escoger la vida de amante, metida en una isla frente a la necesidad urgente de un país. Nunca. Yo siempre  bromeaba con Fidel, por eso se sentía tan bien, pero nunca hubo nada más allá.
 
Me cuenta con mucha admiración lo que fue Fidel cuando lo conoció, pero ¿qué piensa de él ahora?
Lo veo con mucha tristeza porque veo que se vendió. Fidel desafiaba al mundo, le dicen asesino, ladrón, que tienen mucho dinero, cuentas, pero ahora veo que se arrodilló a Chávez por el petróleo. Yo lo conozco. Él se retira porque ya no puede seguir peleando por lo que peleaba.
 
Isa, usted conoció a Chávez, habló personalmente con él…
Pero bueno, si él me jodió la vida  a mí desde las cadenas, diciendo “Isa Dobles, mi hermana, usted agarró otro camino, nosotros hemos trabajado juntos”; él era un mentiroso compulsivo. Creo que Chávez padecía de una demencia obsesiva por el poder. Un día lo fui a entrevistar en un apartamento, creo que en Manzanares, y cuando entré a hacerle la entrevista estaba histérico; él era un hombre primitivo, pero cobarde.
Todo sucedió tan repentino, Chávez abrió la caja de Pandora, como el país estaba tan decepcionado, él lo que hizo fue fracturar la lógica del país, fracturó el alma de Venezuela. Aquí lo más difícil no será arreglar la economía, la política, no. Será curar el espíritu, el alma de Venezuela. Si me preguntan, yo lo acuso de asesinar el alma de los venezolanos.
 
¿Y qué me dice de Nicolás Maduro?
Es un pobre diablo. Cuando yo hacía periodismo muchas veces iba en metro, veía a Maduro tirado en el metro, en huelga, proclamando vainas comunistas; más de una vez lo vi y no lo quise entrevistar ¿qué es eso de líder obrero? líder sindical era mi papá, que fundó la CTV.
Él no es ningún líder, solo un pobre diablo te dice a ti que Chávez le habló como un pajarito, además es mentiroso, eso de que duerme con Chávez en el museo nadie lo cree, solo un mediocre califica a la esposa de primera combatiente, como si fuéramos a vivir en guerra. Maduro es la gran tragedia, porque Chávez no iba a escoger a alguien que le quitara el limbo, sino a un imbécil.
 
 ¿Por qué cree que Chávez designó a Maduro?
Hay mucho que decir, hay una trama y una conjura histórica que cuando por un soplón se sepa, se va a estremecer el mundo. Cuando Maduro era jovencito se fue para Cuba, como muchos muchachos más. A todos esos jóvenes, lo sé, no me lo contaron, les hicieron jurar por la dignidad y la libertad y todas las cosas que para ese momento era principios de Fidel.
 
En Cuba hay fotos de Maduro, son una lista de muchachos interminables, en un libro majestuoso que esta allá en los sótanos, en el Estado cubano, me lo enseñó Fidel; entre esos jóvenes, te reitero, estaba Nicolás Maduro. La inteligencia cubana, cuando vio aparecer a Maduro, manejó las ramas, pensaron: vamos a acercarlo a Chávez, vamos a ponerlo cerca, y yo creo, es mi opinión, que eso está manejado desde entonces, por eso es que yo no me niego al supuesto de que Chávez no murió cuando dijeron, creo que murió antes.
 
Yo no sé quién estudiará esto, quién le hará seguimiento con la objetividad que merece, pero aquí hay un gran engaño histórico, una gran conjura, yo ya no dudo de nada, ni de que mataron a Chávez, no dudo porque es más fácil mandar a Maduro que mandar a Chávez. Chávez era cobarde físicamente pero era terco, podía no ser conveniente, decente o bueno, pero lo que decidía no lo cambiaba nadie, y creo que parte de su hechizo era eso, que en un país en el que se había hecho de todo, que se había desbordado de todo, donde habían degradado todo, un tipo medio cómico con uniforme era un entretenimiento que escondía la gran tragedia. Ya Venezuela no aguanta lo que está pasando.
 
Isa, aunque no quisiera terminar la entrevista y creo que me faltará mucho por escribir, quiero que me diga cuál es su mensaje para todos los periodistas que estamos viviendo momentos tan críticos en los medios de comunicación con la libertad de expresión, de alguna manera el periodismo está siendo limitado.
Y maltratado. El periodismo no se puede desviar de la ética humana, y una de las funciones en la vida del periodista es que lo dejen informar. El periodismo hoy, tan maltratado, tan lastimado pero tan luchador, tiene que seguir luchando. Hay que seguir porque el periodista se debe a la lucha por imponer, inducir y conducir lo mejor del país.
Me preguntabas qué me faltaba por hacer, y te dije, me falta hacer lo que aún no he hecho por mi país, pero me encantaría estar consciente hasta el último momento de mi vida, porque quiero que mi último suspiro sea de alivio por una Venezuela libre.
 
Jose Angel Palacios 
 
@Josseangell 
 
Si quiere ampliar esta y más informaciones, siga la alianza informativa @6topodermovil, @elcomerciomovil, @elheraldoven, @revistausex @grupo6topoder, @6topoderlibros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES