miércoles, 7 de mayo de 2014

Patiño y la Mata Hari.....

Allí están sentados en el despacho de la Cancillería ecuatoriana, dos personajillos de esos que hoy con la corrupción, la mentira  y complicidad asqueante del  régimen, han usurpado posiciones  de poder para “pasearse” descaradamente por nuestros valores, recursos y derechos. Ricardo Patiño, el Embajador de Ecuador es el que después de venir para el “diálogo” y “la paz” con Unasur, declaró al mundo que “desde que Unasur  se fue, en Venezuela no ha habido “más muertos”. Y Eva Gollinger, que cuando le conviene es periodista, o abogada, o analista. Cuando yo veo la aceptación de esta “Mata Hari”  que   tiene, utiliza y goza de privilegios inimaginables, siento una profunda lástima por los periodistas venezolanos que permite su injerencia en nuestra vida política, burla toda ética y les humilla.. Que llena espacios que no le pertenecen y que los tiene frente a todo eso que obscuramente representa como estatuas  , cómplices  vergonzosos que no reclaman para el gremio y los venezolanos la transparencia y claridad que    necesitamos en el difícil momento que vivimos que tiene que ser, frente a este obscurantismo, despejado,  limpio, modelo. Comenzando con el respeto a ellos mismos.  .   .Y todos son cómplices de esta  gran farsa. Han  simulado  la inteligencia, la dinámica periodística y científica, la decencia, la verdad cuando Venezuela  necesita más de la transparencia y el respeto. Y allí, también falso, tan ajeno a sí mismo, ese esperpento  de Libertador, diseñado  por el mismo que condujo los guantes blancos y los rostros tapados, profanaron los restos en otro caprichito de la mente enferma, hasta llevándose, según algunos, pequeños huesos para convocar en baratas brujerías, la fuerza de Bolívar., como lo es esta “Mata Hari” sentada allí, tan capricho como la agonía de Ivan Simonovis en una cárcel, el caso Afiuni,  Franklin Brito,  el terrorífico legado de un Maduro ilegítimo, fofo, petulante. La ”Mata Hari” sentada allí no extraña en este régimen. Es tan propia como Nairobi...como un régimen que habla de Democracia con una bomba de “gas del bueno”, en una mano   y un fusil en la otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES