jueves, 16 de agosto de 2012

Félix Hernández en las Grandes Ligas representa la Venezuela que merecemos

“El Departamento de Estado de EE.UU. informó que el gobierno de Venezuela ha notificado la detención de un estadounidense en ese país, pero no ha respondido a sus peticiones para que el consulado pueda acceder a esa persona.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, señaló que el detenido, del que obvió la identidad, ha confesado haber servido como "marine" de Estados Unidos y sigue sin colaborar en las investigaciones policiales.

Chávez, quien ha advertido sobre posibles maniobras de desestabilización por parte de los opositores a su gobierno, afirmó que el detenido "tiene toda la apariencia de ser un mercenario".

¡Qué pena ajena! ¡Qué vergüenza! Así se decide la vida de ese norteamericano: porque un militarcito inculto, glorificado en su mente desbordada, juega con la suerte y el destino de Venezuela sin respetar los derechos humanos a los que está obligado!

Peo esto ya no es noticia. La noticia hoy que le quitó titulares, importancia y hasta la pena ajena al presidente saliente, fue un venezolano que a bolas, Stripes, y talento, se cubrió de gloria deportiva: Félix Hernández con su juego perfecto. Sin necesidad de gritar “viva Chávez” y sin que lo obscurezcan las maniobras “revolucionarias” regalándole una manoseada réplica de la espada de Bolívar o lo crean halagar nombrándolo “héroe de la patria” para utilizarlo como se han empeñado en hacer con un resistente medalla de oro olímpico, Félix Hernández llena de orgullo sano, ardoroso, a los venezolanos. Y es sabrosísimo cuando los peloteros nuestros se lucen en las Grandes Ligas. Porque llegan allí a fajarse compitiendo con sus instrumentos de lucha y más bien cuando se les empaña ese mérito propio, ajeno a intereses que los señalan en lides que van allá de sus esfuerzos en el deporte que representa a Venezuela, se ven como ultrajados por los propósitos que los utilizan. Bravísimo por Félix Hernández. Venezuela se merece este titular que la destaca ante el mundo que la encuentra en drogas, corrupción, insultos, amenazas de un presidente saliente que ya no puede salirse de la vulgaridad y el desatino en el camino de una próxima elección presidencial y una voluntad popular que ya es mayoría y perdió el miedo ante el miedo real de seguir con esta pesadilla. Félix Hernández y su juego perfecto sobre el terreno en las Grandes Ligas dice ya otra cosa al mundo, pues, mientras el Presidente saliente acusa a otro Presidente de no tener “cojones” , nos acusa de “se pendejos por creer que ellos como gobierno son “pendejos” y desde ya asegura nada democráticamente que “si ellos desconocen nuestro triunfo los haremos arrepentirse con la contraofensiva popular”. O sea…. tenemos que aguantarnos, que obedecer, que rendirnos. Faltan cincuenta y cuantos días…..? Para rescatar la Venezuela que nos merecemos! La de Félix Hernández…!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES