martes, 28 de agosto de 2012

Amuay tiene dolientes que están hablando, que tampoco van a ser cómplices de la mentira.

Hoy, Henrique Capriles dio una excelente y moderada rueda de prensa. Una convocatoria sentida, inteligente, poniendo las cosas en su lugar sin estridencias, informado, consciente y cuidadoso, cada segundo, del difícil momento que vivimos.

Reinicia mañana su campaña, y estoy segura que hoy marcó la pauta a seguir que no es fácil, porque los chavistas no dudan de utilizar cualquier cosa en ese guión tenebroso, sin escrúpulos, que escriben ante este desastre ocurrido que no pueden responder sino con el mismo juego sucio de siempre. Hoy en esa rueda de prensa, el “periodista” chavista le preguntó “ Qué pensaba del video juego “vamos a explotar la refinería de Amuay” que ya ese personajillo del agraviado Canal 8, que a la fuerza quiere engrandecer en su absoluta mediocridad Noticias 24, aprovechó a sacar en su programa . No encuentran como acusar a la oposición. Como si nosotros no tuviéramos suficiente con enfrentar sus maniobras y luchar contra este poder voraz. El muchacho hizo la pregunta como “obligado”. No pasó nada. Pero él sintió que esa payasada estaba fuera de tono. Como lo sentimos todos. Como lo siente este País. Que ya no aguanta más.

Las señales no pueden ser ignoradas por el “saliente”. Son demasiadas, como apresuradas para acelerar el tiempo. Duras como para remover sentimientos, para abrir los ojos. Desde Yare , simbólico para él, comenzaba una semana terrible: enfrentamientos ,muertes, armas. Drogas. 26 muertos a balazos, heridos, mutilados. 8000 proyectiles disparados según la prensa internacional. 591 muertos desde que Iris Varela fuera designada como Ministra y reconocida por el mismo Chávez como “La Madre Teresa de Calcuta de las Cárceles Venezolanas”.

Después, Guayana. Cadena interrumpida por trabajadores reclamando sus derechos. Puentes caídos, vialidades destrozadas, el asesinato de la diplomática en Kenia, el avión con drogas, el desbordamiento del Manzanares mientras transitaba su carroza las calles cumanesas, y Amuay.

Y entre una y otra tragedia o noticia, la imagen sangrienta de una periodista querida, respetada y luchadora, miembro del Colegio Nacional de Periodistas, Del Valle Canelón, atacada por la barbarie oficialista con tubos y piedras mientras trabajaba. Y el poder diabólico urdiendo estrategias desatadas, escribiendo guiones perversos. Prisioneros de su desesperación, no se detienen. Ya no son los que fueron, la mayoría quiere paz, quiere dormir tranquila, despertar cada día con ilusión y sin miedo. Amuay tiene dolientes que están hablando, que tampoco van a ser cómplices de la mentira, que lloran seres queridos y saben la verdad tras lo ocurrido. Quién miente mucho termina engañándose. Y se pierde……se gasta….se acaba. La verdad siempre lo espera. Y lo castiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES