martes, 28 de enero de 2014

La firma de Chávez en el Acta de Independencia ¿Aunque Usted no lo crea?


Un traslado de la Jueza Afiuni.
Esta imagen es también la Venezuela “chavista”.

Otro de los “caprichitos” de la mente enferma del “difunto”. Los “militaritos” que la llevan y traen no ven en esa mujer, jueza además,  la injusticia. La orden inconstitucional y caprichosa, humillante y vergonzosa. Cumplen, en su servilismo ignorante, con una iracunda orden que manosea derechos, sentimientos y leyes. 

Es la Venezuela de un hombre engordado de poder, rodeado de cómplices obscuros y mediocres que están acabando con Venezuela y como una maldición envenenan al mundo. Lavan mentes y borran conciencia y sentimientos para que los seres humanos dentro de los uniformes no sientan nada ante lafrialdad del  atropello. Deshumanizan  para  someter.


Y esta también es Venezuela:
Esta es el Acta de la Independencia de Venezuela certificada de Barinas. A la izquierda, en tinta roja, usted puede distinguir la firma del difunto Hugo Chávez en rojo. Esa firma refrendó los  documentos, decretos, ordenes más perversos  y destructivos que se hayan firmado jamás contra Venezuela .

Después de ver en el Mausoleo como le pasaban un plumero al sarcófago de Bolívar, me encontré la firma de Chávez en el Acta de Independencia”, relató el periodista Gregorio Salazar luego de hacer una visita al nuevo mausoleo que alberga una copia de este documento histórico. “

¿Entienden ahora cómo firmó Chávez moribundo los famosos decretos habaneros?”  
  
El “Diario de Caracas sacó una amplísima información.

¡Y por supuesto que suponemos  como se “firmaron” y se seguirán firmando documentos!
Es el mismo engaño de su muerte, esa conjura histórica que  horroriza, que pone y quita a su antojo, que en guantes y máscaras escondía  manos y rostros cuando profanaron los restos del  Bolívar  abandonado por nosotros,  este pueblo manso que en colas  y humillaciones    es asesinado en sus calles y esquinas  regresando de un mercado inaccesible en sus precios y anaqueles vacíos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES