lunes, 24 de diciembre de 2012

Diosdado Cabello, un ave de rapiña

 
“Lean bien el articulo 231 de la Constitución pero sobre todo lean bien lo que dice el pueblo, una fecha no puede amarrar la voluntad de un pueblo, nosotros dijimos algo sobre eso y se desató el debate. Ellos creen que van a salir de Chávez el 10 de enero. Lean bien la Constitución".

Estas son declaraciones del “ave de rapiña” que está esperando con más ansiedad que Chávez desaparezca.

Desde hace tiempo está cerquita, esperando.

Ha pasado por varios ministerios y hasta estuvo a punto de ocupar la Presidencia cuando el vacío de poder en el que una carta de renuncia “la cual aceptó Chávez” en boca de su voz autorizada en el Alto Mando Militar y que después desapareció, como por arte de magia (Dónde y quién tendrá esa carta es parte del historial siniestro de estos años chavistas).

Se buscó a Diosdado para imponerle la “banda” presidencial pero no lo encontraron.

Inculto, bocón, con el poder como chaleco, le ha sido fácil evadir las diferentes acusaciones y denuncias de corrupción administrativas hechas en su contra. Todos los días sus apariciones y declaraciones dan idea clara de su arrogancia y se llevan por delante cualquier intención de razonabilidad en el dialogo buscado.

Ayer logró un “titular” al que debe haber llegado orgullosísimo de haber encontrado, ¡por fin! - y a lo mejor no es más que un “pegón”- una frase del Che Guevara como ese de que “a la oposición ni un tantico”.

Para él , llegar a esta frase del gran Che, estar allí colocado en el umbral del poder absoluto esperando ocupar en la historia la misma silla y la misma banda, forzar la historia para “suceder” a Chávez, que es un poco suceder a Bolívar, es mucho más de lo que tal vez soñara alguna noche inquieta en el trajín del poder.

Hoy está allí. Desmintiendo confrontaciones con otros señalados en la urdimbre tejida por las intrigas palaciegas.

Esa frasecita ”una fecha no puede amarrar la voluntad de un pueblo” la viene repitiendo como consigna. Esperando que se la compren. Confiando en que este pueblo que hoy parece querer irse a cualquier parte en terminales y aeropuertos, olvide lo que verdaderamente tiene que hacer para reacomodar su vida como ciudadano y como ser humano que no es otra que aferrarse a sus derechos, despertar del conjuro y defender su Constitución.

Mientras personajes como Cabello siguen en su fragua tenebrosa. Uno, que las ha visto todas, que intuye, que ve y que siente, trata de no entregar la esperanza, toma aliento en pequeños gestos, en hombres que se mueven y abren paso sin miedo y sin exponer los principios ultrajados.

Que si Chávez está muerto y en un cuarto del Cimeq los Castro tratan de esconderlo porque mientras ese hombre respire se mantienen pactos y se manejan decisiones. Que si está en coma. Que está intubado. Que si, que no.. Una habladera de “paja” y un país adormecdido en su ánimo que no quiere o no sabe aceptar su responsabilidad única, pendiente e impostergable de su oficio más trascendente: ser venezolano.

¡No hay otra!
 
Columna Original para NOTICIERO DIGITAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES