domingo, 19 de diciembre de 2010

Los "corderitos" de Unasur callados ante la arremetida dictatorial de Chávez

Es impresionante el silencio “de los corderos” ante la arremetida dictatorial de Hugo Chávez. Aplauden y aprueban todo en Unasur, el “golpe de Estado” intentado por él, en el cual se pretendía asesinar también al presidente constitucional y a toda su familia, como deja sentado la historia, hace ahora que se curen en salud en la organización internacional creado por el mismísimo personaje convirtiendo en delito cualquier intentona con sus consecuencias que jamás tocaron al golpista militar venezolano, cerrando fronteras, rompiendo relaciones, y tambien curándose en salud con la “ley talanquera” que castiga, inhabilita, a aquellos diputados que quieran dejar el partido por el que fueron elegidos y cambiar de opinión y preferencia política. Una ley habilitante con la que logra cerrar todos los caminos de libertad y convivencia mientras utiliza al ignorante y hace un teatro más de su dolor.
“No nos van a quitar la Democracia, no nos van a hacer cambiar nuestro camino de lucha”. No es que no nos haran ... es que ya lo hicieron. Y los “demócratas” de América callan…¿Y entonces? ¿Qué dolientes tiene la libertad?
Se toman medidas contra ella y los hombres que la predican en sus propios paises no sólo callan. Sino que complacientes aplauden, llaman democrático el quehacer autoritario, que se expropie la propiedad privada, que se insulten y humillen los alcaldes y gobernadores libremente elegidos por los venezolanos, que se discriminen venezolanos en las tragedias, que se insulten otros paises y hasta que se les acuse de mil cosas canallescas, todo se consiente.
Los “corderitos” juegan el más vergonzoso papel, el más degradante. Porque esa complicidad silenciosa, es arrodillarse ante la opresión. Es quitarle terreno a la dignidad y es traicionar valores y derechos. ¿Con quien cuenta entonces este mundo que se debate ante la inclemencia y la injusticia? ¿Y nosotros.?
Hugo Chávez se pasea enloquecido sobre nuestra angustia, pisotea como le da la gana nuestra esperanza, embiste vilmente contra bienes y principios y nosotros alimentamos nuestro espíritu con la ilusión de ganar unas elecciones en el 2012 si sus fuerzas armadas, bochornosas y serviles defienden nuestro voto y si a él le dá la gana de aceptar el fallo de la voluntad nacional.
Porque si no le da la gana, calificará de mierda la elección y se quedará hasta morirse exigiendo a los asustados y obedientes edecanes que anuncien su muerte a la misma hora de Bolívar y Gómez o tal vez la de Fidel que ya, forzosamente, lo esperará en el infierno. Porque para no provocar su ira, estamos calladitos, encerrados, lamentándonos y agobiados, esperando un milagro.
Porque ya Chávez no puede hacernos más nada. A menos que nos fusile por existir. No por disentir. Por existir.
Porque fulanito le cae mal a Isea o Sutanito es amigo de Guillermo Zuloaga. No lo veremos por Globovisión.
Tal vez lo cuente Mario Silva en el mejor programa de televisión del mundo. Y lo reseñe, simplemente así: “ Mi pesame a la familia de Fulanito. Pero la verdad es que su muerte es un alivio para el Comandante a quien le caía mal”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu Comentario.

ISA DOBLES